Equipos de protección individual en la Construcción

Equipos de protección individual en la Construcción

Seguramente al pasar cerca de una obra, habrás visto carteles indicando diferentes señales relacionadas con los equipos de seguridad obligatorios que deben portar los trabajadores de dicho emplazamiento, pero ¿sabes qué es cada uno de ellos? Aunque muchas de estas señalizaciones son bastante intuitivas, hoy queremos profundizar en los Equipos de Protección Individuales, saber un poco más acerca de su marco legal, cuáles son los EPIS básicos en construcción y qué tipo de protección ofrecen cada uno de ellos.

Antes de nada, es importante saber qué son los EPIS y en qué se diferencian de los Equipos de Protección Colectiva. Por un lado, los EPIS son aquellos accesorios y prendas destinados a proteger al trabajador de los riesgos inherentes de su puesto de trabajo (temperatura, cortes, proyecciones de partículas, productos químicos, etc.) por lo que deben estar adaptados al trabajo que se vaya a desempeñar, tener unas revisiones periódicas para detectar posibles anomalías y/o deterioros y, en caso de ser necesario, ser sustituidos por otros en perfectas condiciones, y adaptarse a las características morfológicas del trabajador. Algunos de estos ejemplos son:

  • Protección auditiva
  • Protección ocular
  • Protección para la cabeza
  • Protección de pies
  • Protección de manos
  • Protección respiratoria

Por otro lado, los Equipos de Protección Colectiva (EPC) son aquellos sistemas de protección destinados a proteger a varios trabajadores simultáneamente de los riesgos existentes en su puesto de trabajo. Ejemplo de estos son:

  • Barandillas, pasarelas y
  • Andamios y redes antiácidas.
  • Sistemas de ventilación.
  • Barreras de protección acústicas.
  • Vallado perimetral de zonas de
  • Marquesinas contra caída de
  • Extintores de

 

Queda recogido en el Art. 17 de la Ley, 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales la obligatoriedad del empresario de proporcionar a sus trabajadores los equipos de protección necesarios frentes a los riesgos que puedan existir en los lugares de trabajo, de forma que quede garantizada la seguridad y salud de los trabajadores en el puesto. Además, los equipos de protección individual deberán utilizarse cuando los riesgos no se puedan evitar o no puedan limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.

Cómo mencionábamos anteriormente, existen diferentes tipos de EPI destinados a proteger una parte del cuerpo específica de una serie de riesgos de diversa naturaleza: mecánicos, químicos, de abrasión, de temperatura, cortes, etc. A continuación, expondremos una tabla resumen con los EPIS básicos, su simbología y los riesgos a los que están destinados a proteger.

EPIS básicos para la construcción y riesgos de los que protegen: 

En definitiva, los riesgos a los que nos exponemos durante nuestra jornada laboral son muy diversos y podemos encontrarlos en cualquier momento, pero haciendo uso de los dispositivos de seguridad orientados a protegernos de los peligros podremos prevenir gran parte de ellos, por lo que es fundamental hacer buen uso de los EPIS y ser conscientes de la necesidad de tomar todas las medidas de precaución necesarias.

Bibliografía:

  • http://epiconstruccion.lineaprevencion.com/tipos-de-epi/ropa-de-proteccion/introduccion-6
  • https://www.boe.es/buscar/pdf/1995/BOE-A-1995-24292-consolidado.pdf
  • https://www.falseguridad.es/prevencion-de-riesgos/item/207-equipos-de-proteccion-individual-epis-para-los-profesionales-de-la-construccion
  • https://www.falseguridad.es/prevencion-de-riesgos/item/207-equipos-de-proteccion-individual-epis-para-los-profesionales-de-la-construccion

Autora:

Marta Carmona Martín – Técnico Superior PRL de MetaContratas.