Liderazgo en Seguridad y Salud en el trabajo.

Liderazgo en Seguridad y Salud en el trabajo

Liderazgo en Seguridad y Salud en el trabajo.

Podemos entender el liderazgo en Prevención de Riesgos Laborales como la capacidad de la dirección y de los mandos intermedios para crear un plan y unos valores compartidos por toda la organización que promueva la integración de la acción preventiva en todas las decisiones empresariales.

¿Por qué es tan importante liderar en base a la seguridad y salud de los trabajadores?

En los últimos tiempos, hablamos mucho sobre “liderazgo en PRL”. Uno de los grandes motivos por los que prestamos especial atención a esta competencia es porque, afortunadamente, se comienza a concebir el concepto de seguridad y salud laboral como una cultura y un conjunto de valores compartidos que difícilmente funcionan sin una dirección implicada y con un fuerte compromiso por la seguridad.

De forma genérica, las teorías de liderazgo presentan modos de actuar destinados a aquellos que tienen posiciones clave en la toma de decisiones de cualquier organización. El ámbito de la prevención no se aleja del resto en este sentido.

El empresario como figura principal en una empresa, es quien tiene que gestionar, planificar las actividades o dirigir a su equipo. Con esto no hablamos solo de establecer unas pautas y acciones a seguir. Se trata, además, de tener la intención de guiar y orientar a los trabajadores así como de desarrollar la capacidad de influir en sus comportamientos para que éstos se vuelvan más seguros.

Por qué es tan importante liderar en base a la seguridad y salud de los trabajadores

“No hay nada que influya más en el comportamiento de los empleados que el comportamiento de los gerentes”. El liderazgo en seguridad: prácticas industriales. (Grupo de trabajo “Leadership in Safety” ICSI 2011).

Es sabido por todos que el modo de actuar de la dirección y mandos intermedios condiciona las conductas y acciones de los empleados, la motivación y los valores preventivos. Sin embargo, en muchas ocasiones, seguimos cayendo en el error de querer ejercer el control sobre los que sufren directamente el riesgo, los trabajadores, sin que el elemento principal de la cadena, el empresario y sus mandos intermedios, hayan interiorizado previamente el proceso y asumido la necesidad de influir sobre los demás como cualidad esencial para construir una cultura preventiva en la organización.

Mencionamos en nuestro artículo “4 Consejos para el trabajo como Técnico en Prevención de Riesgos Laborales” el hecho de que no parezca sencillo orientar una responsabilidad compartida entre todas las partes de una organización. Sin embargo, lo anterior conlleva acciones conocidas por todos: compromiso, implicación, escuchar y entender las necesidades de los trabajadores, demostrar preocupación por su salud, confiar y dar confianza, implicarles en el proceso, convencer y motivar.

3 aspectos clave para mejorar la capacidad de influencia en seguridad

En línea con lo anterior, Ivan Boissières, Director general del ICSI, de una forma muy concreta, destaca 3 ejes o dimensiones principales sobre las que trabajar para reforzar el poder de influencia de los cargos directivos o con mandos relacionados con la seguridad y salud de los trabajadores:

  • Liderazgo personal: lo que el líder hace. Tiene que ver con la ejemplaridad y coherencia de los actos. Por ejemplo, que quien tiene poder de decisión pare una obra ante una situación de peligro, demuestra ante el resto que se debe colocar la seguridad en primer lugar con respecto a otros intereses. Si esto se repite y se toma como hábito en cada posible situación de riesgo, finalmente el poder de decisión individual de los trabajadores será el de actuar en consecuencia. Esto no quiere decir otra cosa que asumir que el comportamiento que un jefe tiene con respecto a los objetivos que marque en su organización llega a ser el espejo de los comportamientos que luego tienen sus trabajadores.
  • El tipo de diálogo con los equipos: la forma en que el líder se comunica. Tiene que ver con la forma de gestionar las relaciones con los trabajadores. Puede depender del tipo de organización y equipo, dándose de una forma autoritaria y de mando o bien con un enfoque positivo, de consecución de logros y de escucha activa. Destacar que la segunda opción es la recomendada si se quiere llegar a motivar, crear un clima de confianza y fomentar la transmisión de información que tan importante resulta en prevención.
  • Los medios y recursos: lo que el líder da en el terreno para trabajar de forma segura. Por un lado, los medios técnicos (materiales, herramientas, equipos de protección, etc.); y por otro, los medios relacionados con la organización (procedimientos de trabajo seguros, cantidad y claridad en la comunicación, intercambio de información, etc.).

Hablamos sobre los beneficios y objetivos de un liderazgo preventivo y profundizamos un poco más en aquellas acciones y prácticas que promueven la cultura preventiva en las empresas por parte de la dirección en nuestro artículo “Prácticas para liderar en Prevención de Riesgos Laborales”.

Bibliografía

[VÍDEO] Jornada técnica INSST: Liderazgo en PRL y excelencia empresarial (2017). Disponible en: https://www.insst.es/-/liderazgo-en-prl-y-excelencia-empresarial-videos-de-la-jornada

[VÍDEO] Ivan Boissières. Webinar ICSI: Tendencias en Cultura de Seguridad. Liderazgo en Seguridad. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=Fmx1WdpNeew&list=PL9wUnT8YS3sExd6NXpYzXye6voEJJlULo

Grupo de trabajo «Leadership in Safety» ICSI (2011). Liderazgo en seguridad: prácticas industriales.

Dolores Rico García. Hacia la motivación en PRL (2018). https://www.linkedin.com/pulse/hacia-la-motivaci%C3%B3n-en-prl-dolores-rico-garcia-1/

Asesoría Jurídica y Prevención (2018). Cultura preventiva en la empresa: métodos de evaluación y mejora.

Autora:

Irene Gómez Pavón – Técnico Superior PRL en MetaContratas.