MetaCard®

(Patente en trámite)

Mucho más que una tarjeta de identificación



Metacard

La seguridad es nuestra Meta

Qué es METACARD

MetaCard es una tarjeta de identificación que muestra información variable, actualizada diariamente, y que, estando íntimamente ligada al software CAE MetaContratas, permite conocer la idoneidad de los trabajadores para acceder a un centro de trabajo, realizar una determinada tarea o manejar un tipo de máquina.

MetaCard pretende ser la extensión de MetaContratas y llevar esta información directamente al empleado, ya que, hasta ahora, esta información llega a una pantalla de ordenador, a un teléfono móvil o a una Tablet.

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Nace la nueva

tarjeta de identificación inteligente

MetaCard es una tarjeta de identificación que incorpora una pantalla digital y que, por lo tanto, muestra información variable. El origen de esta información, bien puede ser recibida en el momento de la fichada, o bien puede ser generada por la misma tarjeta de forma autónoma, ya que, además de la pantalla, la tarjeta tiene una placa electrónica con procesador, es decir, MetaCard es un pequeño ordenador.

Por tanto, si pensamos en una situación donde se pretende controlar qué tareas o qué máquinas puede manejar un empleado, la inspección resulta ser una tarea complicada, ya que, actualmente, las formas posibles de controlar son:

  • Ir inspeccionando trabajador a trabajador y la forma será, según los medios de que se disponga.
  • Imprimir pegatinas con esta información, lo cual no soluciona el problema, ya que las situaciones cambian de un día a otro, y, sin embargo, la pegatina impresa puede ser la misma durante mucho tiempo. Si queremos tener la información actualizada, tendríamos que imprimir una pegatina cada día.

Sin embargo, con MetaCard se dispone de la solución tan deseable, para poder conocer en cada momento las capacitaciones y autorizaciones de los empleados para acceder a un determinado centro o para realizar una determinada tarea, sin tener que realizar una continuada tarea de inspección, ya que cada empleado lleva toda esa información a la vista y además, siempre actualizada.

Lo que ves no es lo que fue antes; es lo que es ahora.

Nace la nueva

tarjeta de identificación inteligente

MetaCard es una tarjeta de identificación que incorpora una pantalla digital y que, por lo tanto, muestra información variable. El origen de esta información, bien puede ser recibida en el momento de la fichada, o bien puede ser generada por la misma tarjeta de forma autónoma, ya que, además de la pantalla, la tarjeta tiene una placa electrónica con procesador, es decir, MetaCard es un pequeño ordenador.

Por tanto, si pensamos en una situación donde se pretende controlar qué tareas o qué máquinas puede manejar un empleado, la inspección resulta ser una tarea complicada, ya que, actualmente, las formas posibles de controlar son:

  • Ir inspeccionando trabajador a trabajador y la forma será, según los medios de que se disponga.
  • Imprimir pegatinas con esta información, lo cual no soluciona el problema, ya que las situaciones cambian de un día a otro, y, sin embargo, la pegatina impresa puede ser la misma durante mucho tiempo. Si queremos tener la información actualizada, tendríamos que imprimir una pegatina cada día.

¿Dónde aporta su gran valor?

Para explicar lo más fácilmente posible dónde aporta MetaCard su gran valor y dónde se encuentran sus principales beneficios con respecto a los hasta ahora conocidos sistemas de acceso (tarjetas impresas, de banda magnética, RFID, accesos biométricos, etc.), vamos a analizar qué necesita controlar una empresa sobre los trabajadores, especialmente sobre aquellos que son subcontratados a otras empresas.

Inicialmente, podemos hacer una primera división en los controles a realizados por parte de la empresa principal:

  • ¿A dónde puede acceder un empleado? El control puntual. Se controla sólo en el momento del acceso.
  • ¿Qué tareas puede realizar una vez que está dentro? El control continuado. Esto se debe hacer durante toda la jornada.

Teniendo en cuenta estas dos preguntas, vamos a explicar qué ventajas aporta MetaCard en cada una de estas situaciones.

  • PREGUNTA 1. ¿A dónde puede acceder un empleado?. En este caso tenemos que realizar una segunda subdivisión entre:
    • Escenario 1. Centros de trabajo o zonas con un perímetro cerrado y con un punto de acceso controlado por:
      • Un puesto de vigilancia con una persona
      • Tornos, molinetes, puertas automáticas, etc. Controlados por un lector electrónico de los tipos enumerados (tarjeta, biométrico, etc.)
    • Escenario 2. Centros de trabajo sin perímetro definido o con perímetro definido, pero sin ningún control que impida el paso a la entrada.
    • RESPUESTA Escenario 1. 

      En este tipo de centros, y para la labor de controlar en el acceso, de manera puntual, si el empleado cumple con los requisitos y puede acceder o no al centro, MetaCard tan solo iguala a los sistemas existentes y la única ventaja que podría aportar es que, en ese momento, se escribe información en la tarjeta, que será la que, posteriormente, aporte las ventajas, pudiendo controlar qué tareas puede hacer el empleado. 

      Para el hecho concreto de abrir o no el torno o puerta de acceso, es lo mismo que los otros sistemas.

    • RESPUESTA Escenario 2. En estos casos, si bien el control del acceso no se va a realizar, por no existir una barrera física, sí se realizará durante toda la jornada, ya que el trabajador llevará a la vista de todos si cumple los requisitos para el acceso o no.
  • PREGUNTA 2. Qué tareas puede realizar el empleado una vez que está dentro.

RESPUESTA2. En la respuesta a esta pregunta es donde MetaCard presenta su verdadera potencia y donde se convierte en la primera tarjeta que permite realizar esta tarea reduciendo drásticamente el tiempo dedicado a esta tarea con su consiguiente correspondencia en un significativo  ahorro de costes, al tiempo que un incremento en el control.  Esto se consigue gracias a que MetaCard dispone de una pantalla digital que muestra la información siempre actualizada.

Asegura que el empleado no olvida fichar

En entornos abiertos o en los que no existe un control de acceso físico como tornos, molinetes, etc., una vez dentro del centro, aunque el empleado lleve una tarjeta impresa, no podemos saber si el empleado ha fichado a la entrada o no, a no ser que vayamos identificando empleado por empleado y consultando su situación en un móvil, tableta u ordenador.

Con MetaCard, simplemente mirando la tarjeta, sabemos si el empleado ha fichado, ya que en caso de que no lo haya hecho, de una jornada a otra, la tarjeta cambia automáticamente su estado mostrando bien visible el estado de “no ha fichado” mediante un aspa.

Por lo tanto, el empleado se ve obligado a fichar para quitar este estado, momento en el que, además se realiza la actualización de la información, mostrándose el estado de “OK” o “Acceso denegado”, según corresponda.

Igualmente, se mostrarán todas aquellas formaciones y autorizaciones que estén en vigor, ocultando las vencidas o inexistentes.

Una ventana a MetaContratas

La gran ventaja que aporta la tarjeta es que, la persona encargada de supervisar, no tiene que ir a MetaContratas a consultar la información. Es por ello que no es necesario realizar ninguna acción de identificación del usuario y contrastarlo con su fuente de información, que a veces es:

  • En el mejor de los casos, un móvil con una app, pero que obliga a realizar unas acciones y conlleva un gran consumo del tiempo;
  • Otras veces, con un listado que se ha obtenido al principio de la jornada, con la información de cada empleado;
  • A veces incluso, desplazándose hasta el punto donde haya un ordenador para poder realizar las comprobaciones pertinentes;
  • O, llamadas a las oficinas para que consulten el estado en MetaContratas.

MetaCard es una ventana a MetaContratas que va portando y mostrando cada empleado.

Con control horario visual

Por tanto, en aquellos casos en los que la puntualidad en la llegada sea importante, será una forma de conocer la puntualidad de cada empleado, sin necesidad de tener que acceder a ningún ordenador. Esta circunstancia ayudará a incentivar al empleado a ser más puntual, con los consiguientes beneficios.

Igualmente, también muestra de forma muy evidente si la última fichada ha sido de entrada o de salida, con lo que, si un empleado sale a zonas donde no se imputa el tiempo como jornada laboral (ej: comedor, zonas de ocio, etc.), la tarjeta mostrará igualmente si el empleado ha fichado a la salida, o está computando el tiempo en estas zonas, como zona de ocio.

Por otro lado, también podemos configurar la tarjeta para que controle el número máximo de horas permitidas por jornada, número de horas mínimas de descanso entre jornadas, etc., con la consiguiente repercusión en la vigilancia de los derechos del trabajador.

Desde un punto de vista de control de acceso, también se pueden limitar horarios y días de la semana en la que un trabajador puede acceder a un determinado centro o zona de trabajo.

Evita el fraude a la Seguridad Social

Si unimos la potencia de las funcionalidades de MetaContratas con las de MetaCard, podemos obtener resultados impensables de alcanzar hoy día en nuestro mercado laboral, y todo de manera sencilla, automatizada y sin necesidad de realizar grandes inversiones ni importantes incrementos en las plantillas de personal para realizar labores de inspección.

En primer lugar, podemos conocer que el empleado está dado de alta en la Seguridad Social ese mismo día que está accediendo al centro. De nada nos vale saber que hace una semana o un mes el empleado estuvo dado de alta. Lo importante desde un punto de vista de cumplimiento de la legislación es saber que está dado de alta en el día de hoy, el día en el que está accediendo a nuestro centro de trabajo.

Sin restar importancia a las infracciones que se pudieran cometer y repercusiones económicas en las que podríamos incurrir como empresa contratante, debemos enfatizar las consecuencias que se producirían si, desgraciadamente, ocurriese un accidente laboral a un empleado, más aún si este no está dado de alta en la Seguridad Social.

Por otro lado, con MetaCard y MetaContratas podemos ir aún más lejos. Podemos controlar que el empleado no esté trabajando un número de horas mayor que aquellas por las que está contratado y afiliado en la Seguridad Social.

De esta forma, aunque a un trabajador se le permita el acceso a un centro de trabajo, pasado el tiempo de cumplimiento de estas horas por las que está dado de alta, la tarjeta, de forma automática y sin tener que pasar por ningún punto de control ni realizar ninguna conexión con ningún otro dispositivo, mostrará en pantalla el estado de “Acceso denegado”, invitando al empleado a abandonar el centro de trabajo.

Todo esto ayuda de forma muy nítida y significativa a la lucha contra el fraude a la Seguridad Social, y a evitar posibles sanciones a las empresas.

Y por supuesto, disminución de la accidentabilidad

Esto entendemos que es algo obvio. Si solicitamos que los empleados tengan sus reconocimientos médicos, su formación, tanto para las tareas que deben realizar, como para la prevención de riesgos de las mismas, que disponga de los correspondientes EPIs, que esté informado de los riesgos del puesto de trabajo en concreto, etc., con el objetivo de contribuir a la prevención de posibles accidentes, es algo más que lógico, que, a mayor cumplimiento de estos requerimientos, menor probabilidad de accidente.

Como dispositivos de lectura: tus ojos

Uno de los puntos fuertes de MetaCard es el hecho de que, para comprobar la idoneidad de un empleado, no necesitamos disponer de ningún dispositivo para leer la tarjeta, ni claves de acceso para conectarnos a MetaContratas, etc. Tan sólo tenemos que mirar la tarjeta.

Disminución de las tareas de policía sobre los trabajadores

Como hemos comentado, MetaCard va mostrando constantemente en su pantalla la información sustancial que se debe conocer sobre el estado documental y las tareas autorizadas, sin necesidad de realizar ninguna acción más que mirar al dispositivo.

Esto tiene como consecuencia, que podemos reducir el tiempo dedicado a la supervisión, ya que no será necesario identificar al empleado y recuperar su información.

Si a esto sumamos que, al ir el empleado mostrando constantemente y de forma muy evidente su estado a todo el mundo, ya no será necesario que haya una persona que se dedique (o al menos no tanto tiempo) a esta labor específica de policía, sino que cualquier persona con la que se cruce el empleado durante toda la jornada, podrá ver su estado y acreditaciones para realizar ciertas tareas.

Si, además, sumamos que esta exposición constante del estado del empleado ante los ojos de los demás va a provocar un efecto disuasorio en él, asumimos que se reducirá de forma importante el número de incumplimientos de accesos o realización de tareas no autorizadas.

De ahí también que, cuanto mayor nivel de autocontrol, menor necesidad de control por parte de otra persona.

Reducción de costes real y comprobable

Entre los objetivos más importantes en una empresa está el de reducir costes.

Uno de los argumentos comerciales más utilizados, la gran mayoría de veces sin haber realizado un estudio que lo contrate, es el de publicitar: “Consigue un ahorro de un 10%, 20%…”.

En nuestro caso, no vamos a dar ningún porcentaje ni importe; vamos a dar dos variables reales que sustentan el cálculo:

  • ¿Cuánto tiempo emplea un responsable en chequear que un empleado cumple los requisitos para acceder al centro y que, además dispone de las acreditaciones necesarias para realizar una determinada tarea o para manejar una determinada máquina?
  • ¿Cuál es su salario bruto o el coste hora en caso de empleados subcontratados?

Simplemente, contestando a cada una de estas cuestiones, podrás obtener el ahorro por ti mismo.

Ponemos un ejemplo de referencia, basándonos en un escenario donde ya existe un procedimiento optimizado, en el que se utiliza, por ejemplo, la aplicación móvil de MetaContratas, que permite consultar el estado del empleado en el lugar donde se encuentre:

  • Suponiendo que se emplean 2 minutos para chequear, comprendiendo el proceso completo de identificar a un empleado y consultar su estado, así como las acreditaciones para tareas y máquinas;
  • Suponiendo también que la persona que realiza esa labor tiene 20.000€ de salario bruto anual;

Con las tarifas actuales de MetaCard, se produce la amortización en 5,3 meses. Si el salario fuese de 40.000€ brutos anuales, se amortizaría en 2,7 meses.

Estos cálculos se dan del planteamiento de que se realice un chequeo de cada trabajador cada día, lo cual sería la situación deseable si queremos controlar que no se escape ningún caso ningún día.

Es cierto que sabemos que esto no se hace siempre, precisamente por los costes e inconvenientes que conllevan.

Con MetaCard podrás llevarlo a cabo, con la consiguiente reducción de los costes.

Además, a coste 0 para la empresa principal

Una de las modalidades de contratación por la que puede optar la empresa principal, tal y como ya se hace en muchos casos con la plataforma MetaContratas, es la de que soporte el coste de la tarjeta la empresa subcontratada, estableciendo como condición para trabajar con ella, que todos los trabajadores que accedan a los centros deban disponer de una tarjeta MetaCard, por un coste inferior a lo que suponen muchos EPIs.

Y no es que no obtenga un beneficio a cambio para ella y sus trabajadores. MetaCard provoca una relación causa efecto. Al evidenciar cualquier carencia del trabajador en materia de seguridad, va a obligar a que esta se corrija de forma inmediata, y esto tendrá su consiguiente efecto en la seguridad y salud laboral del trabajador.

Para el empleado, como un EPI más

Por lo tanto, para la empresa, y desde el punto de vista de costes, la tarjeta se debe considerar como un nuevo EPI más, que no existía hasta ahora. Y su finalidad será exactamente la misma que el resto de EPIs: proteger al trabajador y velar por su seguridad.

Para el trabajador, la incorporación de este nuevo elemento, va a provocar una relación causa efecto muy directa. Al evidenciar cualquier carencia del trabajador en materia de seguridad, va a obligar a que esta se corrija con más prontitud, y esto también tendrá efecto en la seguridad y salud del trabajador.

El efecto disuasorio: el “efecto mancha”

Evidentemente, toda esta serie de características y funcionalidades que aporta la tarjeta, y que mueven al empleado a que deba llevar su información actualizada y a la vista de todos, hace que produzca un efecto disuasorio en su comportamiento, a la hora de acceder a un centro de trabajo o realizar una determinada tarea, mientras la tarjeta va mostrando que no está autorizado a hacerlo. Incluso en zonas donde no haya una supervisión cercana, directa y continuada, por el riesgo de que “alguien me puede ver”.

Es a lo que llamamos “el efecto mancha”. La sensación que te produce llevar una mancha en la ropa, que, aunque quizás pueda pasar desapercibida, te produce un efecto incómodo llevarla, y por tanto contribuirá a que intentes no llevar contigo esa “mancha”.

Simplicidad de uso

Y toda esta potencia de nueva funcionalidad que ofrece no implica ningún tipo de complicación adicional a la hora usarse.

MetaCard se utiliza como una tarjeta más a la hora de fichar. Para acceder al centro se acerca la tarjeta al lector y en cuanto se enciende un led (de manera inmediata), ya se puede retirar la tarjeta.

En ese momento, además de grabarse la fichada en la base de datos, se actualiza la pantalla de la tarjeta y se muestra si tiene el acceso permitido al centro o no, las acreditaciones especiales para las distintas tareas, así como la fecha y hora en las que se ha fichado, además de mostrar datos de identificación y del centro donde se ha fichado.

Para fichar la salida, el procedimiento es el mismo, pero en este caso, la fecha y la hora se tachan con una X para obligar a fichar en la siguiente entrada, ya que, en caso contrario, se seguiría mostrando de forma constante esta X, algo que haría ver a todo el mundo que no se ha fichado correctamente a la entrada.

Posibilidad de pantallas adicionales con más información

Como se ha comentado en otros apartados, MetaCard es un pequeño ordenador, con su procesador, su memoria y su pantalla.

Aunque normalmente se va mostrando toda la información más sustancial para conocer la idoneidad del empleado en una sola pantalla, podríamos, si quisiéramos, mostrar información adicional en otras pantallas. Por ejemplo, en caso de accidente.

La información que se puede mostrar es la que quiera el cliente, y la forma de cambiar de pantallas es mediante un pulsador que lleva incorporado la tarjeta. De esta forma, en el supuesto comentado de un accidente, se podría mostrar información relacionada con la mutua, alergias, teléfonos de contacto, etc., con los únicos límites que marque la legislación de protección de datos personales, y en su caso, con la previa autorización del empleado.

En el chaleco reflectante o en el casco

A la hora de portar MetaCard, se ha comprobado que para empleados que llevan chalecos reflectantes, ésta es una prenda muy indicada para ello. Lo óptimo es que sean chalecos que dispongan de un bolsillo transparente en un sitio visible (lo indicado es en el pecho) y mejor aún si dispone de algún tipo de mecanismo de cierre, como podría ser un velcro.

Esto incluso para los fabricantes que habitualmente no distribuyen chalecos con bolsillo, hemos comprobado que esta modificación les resulta muy fácil. No obstante, hay muchos que sí lo comercializan con dicho bolsillo.

El otro EPI donde también se puede portar MetaCard es en el casco de seguridad, de la misma forma que se incorporan linternas. Mediante un dispositivo de sujeción que consiste en una cinta de goma y un porta tarjetas frontal, se puede portar la tarjeta de forma muy visible.

MetaCard ha sido diseñada para poder utilizarse en cualquier entorno de trabajo, tanto interior como exterior. Por lo tanto, puede ser utilizada en exteriores, incluso en días lluviosos.

Para el caso de empleados de oficina, también se puede portar en cualquiera de los formatos en los que se llevan las tarjetas tradicionales: con un clip en la solapa, colgado al cuello mediante una cinta, etc.

VENTAJAS DE USAR METACARD

CONTROL

Podrás conocer en todo momento si un empleado está autorizado a acceder a un centro de trabajo, a realizar una determinada tarea o manejar una determinada máquina.

CREDIBILIDAD

La información se actualiza cada vez que el empleado ficha; “información desactualizada no es información”.

VISUAL

Todos los empleados evidencian si han fichado o no, a qué hora, con qué permisos cuentan…

EFECTO DISUASORIO

Ayuda a evitar que los trabajadores realicen tareas para las que no están autorizados o que accedan a los centros sin la documentación requerida.

AHORRO DE TIEMPO Y DINERO

Disminuye las tareas administrativas y maximiza la eficacia de las tareas de los Técnicos de PRL, pudiendo invertir este tiempo en la mejora de la Seguridad y Salud de los trabajadores.

VENTAJAS DE USAR METACARD

CONTROL

Podrás conocer en todo momento si un empleado está autorizado a acceder a un centro de trabajo, a realizar una determinada tarea o manejar una determinada máquina

CREDIBILIDAD

La información se actualiza cada vez que el empleado ficha; “información desactualizada no es información”.

VISUAL

Todos los empleados evidencian si han fichado o no, a qué hora, con qué permisos cuentan…

EFECTO DISUASORIO

Ayuda a evitar que los trabajadores realicen tareas para las que no están autorizados o que accedan a los centros sin la documentación requerida.

AHORRO DE TIEMPO Y DINERO

Disminuye las tareas administrativas y maximiza la eficacia de las tareas de los Técnicos de PRL, pudiendo invertir este tiempo en la mejora de la Seguridad y Salud de los trabajadores.

SOLICITUD DE INFORMACIÓN

Usamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de analizar su paso por nuestra web. Las cookies son indispensables para mejorar tu experiencia de usuario y optimizar nuestra oferta de contenidos.
¿Aceptas su instalación? Para más información visita nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies