Samuel Suárez Nieto
Samuel Suárez Nieto

Técnico Intermedio PRL en MetaContratas

Los principios de la acción preventiva tras el COVID

Los principios de la acción preventiva. Hace ya 3 años desde el inicio de la pandemia, y poco a poco la situación ha ido cambiando a mejor. Sin embargo, ciertas cosas se quedan con nosotros. ¿Recordáis cómo hasta hace poco hacía falta que llevásemos una mascarilla siempre con nosotros? Antes de la pandemia era una visión extraña. ¿Quién de nosotros había visto una mascarilla quirúrgica fuera de una intervención médica?

1. Los principios de la acción preventiva.

A medida que iba avanzando la pandemia pasamos a usar las mascarillas diariamente, incluso aprendimos que había varios tipos. Se hablaba de distanciamiento, de evitar aglomeraciones, el gel hidroalcohólico, e incluso había instrucciones en muchos lugares de acceso público sobre medidas de prevención frente al virus.

Actualmente, quedan pocos resquicios de todo esto, solo siendo necesario mantener estas medidas en contadas situaciones.

¿Creéis que se ha podido extraer algo positivo desde un punto de vista preventivo?
Pues bien podría ser así.

Si bien las medidas que se establecieron no fueron plato de buen gusto para nadie, si podemos afirmar que hubo un aprendizaje colectivo sobre la forma de evitar el contagio.

Hemos hablado anteriormente de restricciones, evitar aglomeraciones, instrucciones para una correcta prevención del contagio incluso. ¿Por qué todas estas medidas? ¿No se supone que la mascarilla protege de la infección?

Recordemos que cuando se trata de prevenir se debe llevar a cabo las actuaciones en un orden específico. Este orden se conoce como los “Principios de la acción preventiva”.

Y es que no, la mascarilla por sí sola no bastaba para asegurarse de que no se produjera el contagio. En realidad, la mascarilla era el último paso del proceso, la última barrera.

Los principios de la acción preventiva indican que primero se debe eliminar el riesgo siempre que sea posible, cosa que escapaba a nuestro control; a continuación, se debe actuar sobre el medio, establecer medidas colectivas y finalmente usar la protección individual.

Todas las medidas se implementaron siguiendo esos principios, aunque no nos resultase evidente ese hecho. Ya puestos, ¿en qué categoría clasificaríamos cada medida?

 

2. Clasificando las medidas preventivas.

Lo primero sería intentar eliminar el riesgo directamente, algo que realmente no estuvo a nuestro alcance. A día de hoy incluso, no se ha conseguido eliminar del todo el patógeno, pese a nuestros esfuerzos.

Actuación sobre el foco:
A continuación, actuaríamos sobre el foco, en este caso podríamos hablar de las medidas que afectan directamente a la manifestación del riesgo. Nos estaríamos refiriendo a las vacunas, que funcionan al mismo tiempo reduciendo la probabilidad de infección y en consecuencia la de propagación. Esta medida, al no estar disponible al principio, supuso la activación de las siguientes.

Actuación sobre el medio:
Llegados a este punto, actuaremos sobre el medio, que es el entorno en el cual el riesgo se encuentra presente, que recordaréis el medio era generalizado. El virus no estaba limitado a una zona en concreto, había riesgo en todos los espacios en los que hubiera gente. ¿Qué medidas se podían utilizar en este aspecto? Si hablábamos de locales, se empleaban establecer métodos de extracción del aire, para evitar la acumulación del patógeno en los lugares concurridos por gente. En los lugares en los que esto no era posible, se abrían ventanas y puertas para asegurarse de que el flujo de aire ayudase a evitar esa acumulación, sin embargo, no había manera de garantizar un control sobre el riesgo en lugares abiertos o zonas en las que no se disponía de ninguna de esas medidas, con lo cual, al no eliminar el riesgo o mitigarlo lo bastante como para garantizar la seguridad de las personas, se pasó al siguiente nivel.

Medidas de protección colectivas:
Llegados a este punto, ya tendríamos que hablar de medidas aplicadas sobre los colectivos de personas: distanciamiento social, evitar aglomeraciones y estancias prolongadas en lugares de concurrencia pública si es posible, e incluso un aislamiento en nuestros propios domicilios. A pesar de estas medidas de aislamiento y distancia, orientadas a reducir exposiciones prolongadas al patógeno, el riesgo no estaba eliminado del todo en este punto. Es importante considerar que de una manera o de otra, siempre acababa siendo necesario exponerse al contacto con otras personas y la posibilidad de contagio seguía siendo elevada. Por tanto, se llegó a la última barrera…

Equipos de protección individual:
Estas medidas complementarias van destinadas a reducir la probabilidad de exposición al riesgo cuando todo lo demás en conjunto no ha sido suficiente. Llegados a este punto, hablaríamos de las mascarillas, pantallas faciales y demás útiles destinados a ser empleados por el individuo. Estos equipos suponían establecer barreras físicas para proteger a la persona y al mismo tiempo proteger a los demás de la misma, en caso de estar infectada.

Hemos terminado de enumerar las diferentes partes del proceso, y aun así sigue existiendo riesgo de contagio. Sin embargo, al implementarse la vacuna, el riesgo se redujo aún más, llegando a poder considerarse tolerable con el paso del tiempo.

 

3. ¿Qué ha supuesto para el ciudadano promedio? ¿Qué hemos aprendido?

Antes de la pandemia, solamente un porcentaje reducido de la población conocía la forma de afrontar este tipo de situaciones. En la actualidad, a cualquiera se le puede ocurrir ventilar adecuadamente una sala durante una conferencia, ponerse una mascarilla en caso de tener un resfriado, toser en su codo… Se ha generado una cultura preventiva en esta materia y en caso de que se volviese a producir de nuevo una situación parecida ya no pillaría a nadie desprevenido y seguramente ya no tendríamos la misma sensación de incertidumbre del principio.

 

FUENTES Y ENLACES DE INTERÉS:

NTP 384: La inmunización activa: una herramienta de prevención

La pandemia en España

La Covid-19 aún es una prioridad de salud pública global | Dialoguemos

Otros recursos, agradecimientos:
https://www.freepik.es/vector-gratis/personas-que-usan-diferentes-tipos-mascarillas_9009281.htm#page=2&query=trabajo%20covid&position=0&from_view=keyword&track=ais

Comparte este artículo

Artículos destacados

Conoce alguna de nuestras soluciones

CAE

Plataforma y servicio de gestión documental. Gestiona la documentación de PRL de tus contratas.

 

CA

Controla los accesos a tus centros de trabajo y las horas trabajadas, así como los registros de las entradas y salidas a los centros de trabajo u obras.

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo la selección del contenido más relevante en PRL y CAE, tendencias y buenas prácticas, acompañadas de una pizca de opinión.

Por si fuera poco, cada mes organizamos un webinar junto a expertos en distintas materias con los que podrás aprender, mejorar y resolver todas tus dudas.

Y, cómo no, también te hablaremos de las soluciones que ofrecemos y que ya están ayudando a miles de profesionales como tú.

Novedades y contenido
exclusivo en nuestra newsletter