Trabajo con riesgo eléctrico y su control documental II

Trabajo con riesgo eléctrico y su control documental II

En el artículo anterior sobre los riesgos eléctricos veíamos cuáles son los elementos de la red eléctrica y la diferente formación y/o experiencia que debe tener un trabajador a la hora de realizar este tipo de tareas según la ley vigente.

En este artículo pretendemos dar una perspectiva preventiva y legal, dando a conocer qué se entiende por riesgo eléctrico, qué tipo de daños puede ocasionar en la persona que lo maneja y qué medidas de seguridad mínimas establece la ley, además de la obligatoriedad del empresario al velar por la seguridad y salud de sus trabajadores.

¿Cuáles son los trabajos con riesgos eléctricos?

Los trabajos con riesgo eléctrico son aquellos en los que existe la probabilidad de sufrir quemaduras, electrizaciones (cuando se experimentan descargas eléctricas) y electrocuciones (cuando el resultado final es la muerte) por contacto con instalaciones o elementos eléctricos, aunque también pueden producirse otro tipo de accidentes, como caídas a diferente nivel.

Existen tres tipos de contacto eléctrico diferentes:

  1. El contacto directo es aquel que se produce al entrar en contacto con un objeto o superficie eléctrica.

  2. El contacto indirecto, se da cuando se entra en contacto con una superficie u objeto que habitualmente no está en contacto con el tendido eléctrico, o que tiene contacto accidental.

  3. El arco eléctrico se produce únicamente en las instalaciones de alta tensión debido a que el aire próximo a los elementos en tensión puede actuar como conductor, produciendo el arco eléctrico al cerrar el circuito de dicha instalación.

Una vez obtenida la energía en las centrales de generación es transportada hasta los centros de consumo a través de líneas de Alta Tensión (A.T.).

Posteriormente, esta energía se transporta a las centrales de transformación, en las que nos encontramos con que la corriente se transforma en media tensión y baja tensión (B.T.) que es el voltaje de utilización de la red eléctrica doméstica e industrial.

Estas tareas entrañan un cierto riesgo que, en algunas ocasiones, pueden desembocar en el fallecimiento del trabajador si no se establecen las medidas preventivas necesarias. Por ello, según los Artículos 18 y 19 de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, el empresario tiene la obligación de informar y formar a los trabajadores sobre los riesgos existentes en su puesto de trabajo.

El uso de Equipos de Protección Individual (EPI’s) es una de las medidas más importantes para minimizar, siempre que no sea posible evitar, los riesgos existentes en el puesto de trabajo.

¿Qué obligaciones tiene el empresario?

El empresario tiene la obligación de entregar los EPIS necesarios a los trabajadores en perfecto estado, y debe renovarlos y/o sustituirlos siempre que sea necesario, de acuerdo con lo dispuesto en el R.D. 773/1997, por el que se regulan los equipos de protección.

 Del mismo modo, el RD 614/2001 por el que se regulan las disposiciones mínimas de seguridad y salud para los trabajadores frente al riesgo eléctrico se establece la obligatoriedad por parte del empresario de velar por la seguridad de sus trabajadores en aquellas instalaciones en las que haya presencia de tendido eléctrico que pueda suponer un riesgo para la salud de los trabajadores.

Es fundamental llevar a cabo las medidas preventivas necesarias, ya que se trata de tareas de una alta peligrosidad, y es importante que todas aquellas personas que tengan acceso al centro de trabajo cumplan y respeten las normas establecidas en materia de seguridad y salud en el puesto de trabajo.

Medidas de seguridad más importantes a la hora de trabajar en instalaciones eléctricas:

  • Señalización de riesgos, mediante las correspondientes señales de seguridad (prohibición, advertencia, obligación).
  • Instrucciones específicas de trabajo con riesgos eléctricos, en las que se detallan el procedimiento de trabajo.
  • Formar e informar a los trabajadores, según lo dispuesto en los Artículos 18 y 19 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
  • Uso de Equipos de Protección Individual, adecuados al puesto de trabajo, marcados con el certificado CE.

Es muy importante adecuar los Equipos de Protección Individual al puesto de trabajo. A continuación se presenta una relación de los EPIS idóneos según la norma UNE.

 

EPIS idóneos según la UNE para la prevención del riesgo eléctrico

  1. Protección de cabeza: Uso del casco (UNE EN 50365).
    casco proteccion electrica
  2. Protección de manos: Guantes aislantes (UNE EN 60903).
    guantes protección eléctrica
  3. Protección de pies: Calzado aislante eléctrico (UNE EN 50321). 

calzado aislante electrico

Haz clic aquí y contacta con nosotros para recibir asesoramiento especializado sin compromiso

Fuentes consultadas

  • https://www.sprl.upv.es/d7_4_b.htm
  • https://riesgoslaborales.saludlaboral.org/portal-preventivo/riesgos-laborales/riesgos-relacionados-con-la-seguridad-en-el-trabajo/electricidad/
  • http://www.tcbilbao.com/doc_prev/cursos/baja_tension.pdf
  • https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1997-12735
  • https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2001-11881
  • https://riesgoslaborales.saludlaboral.org/portal-preventivo/riesgos-laborales/riesgos-relacionados-con-la-seguridad-en-el-trabajo/electricidad/
  • https://marcapl.com/blog/2018/05/riesgo-electrico-y-normativas/

 

Autora

Marta Carmona Martín – Técnico Superior PRL en MetaContratas.